El asesor salió a hablar en medio de la crisis.

En medio de la crisis futbolística que atraviesa Racing, que acumula ocho partidos sin ganar con Claudio Úbeda como entrenador interino, Ruben Capria salió a hablar y hacerse responsable de la parte que le toca. Sin embargo, el Mago argumentó que la Academia tiene un plantel competitivo y que confía en que el Sifón puede revertir esta situación.

“Elegí a Pizzi por su jerarquía. Fue muy difícil gestionar después del 5-0 creo que el plantel es competitivo, pero llegamos a una final en el torneo local. Se puede discutir si fue muy virtuoso o no el nivel futbol{istico del equipo. Se le bajó el precio a llegar a la final del torneo, perderla claro que fue una piña. Fue injusto el trato que recibió, porque si el campeón es 10, el subcampeón tiene que ser 9. Se generó una atmósfera alrededor que fue difícil de gestionar”, sentenció el asesor deportivo de la dirigencia.

Además, el Mago evaluó la calidad del plantel: “Yo digo que el plantel es competitivo, no digo que es extraordinario, somos competitivos. Para el fútbol argentino es muy competitivo, si repasas los partidos en el único que hubo disparidad fue con Argentinos. Todos los jugadores que llegaron a Racing pasaron por mi evaluación. De los diez que llegaron todos, salvo Joaquín Novillo”.

Por otro lado, habló sobre las funciones de su tarea: “A mi me encanta el desafío de estar en Racing. Uno va aprendiendo y sumando cosas para achicar el margen de error. Tengo contrato hasta diciembre. Creo en el desafío, si seguiré o no seguiré no será decisión mía. Fue muy complejo gestionar con este contexto que se vivió este año”.

El ex jugador de la Academia se mostró dolido con los cánticos contra la dirigencia el domingo y enfatizó en la unión: “Que Milito sea un grito de guerra me duele mucho, no puede pasar eso. Ojalá sea un elemento para articular esa reconciliación. No nos puede pasar como club que haya esa pelea. Insisto que tenemos que encontrar que se haga un puente entre todo esto”.

“Yo hablé con Licha, Cvita y los chicos. Uno intenta ayudar. Por supuesto que uno fue jugador y sabe que habló en caliente. Uno trata de conciliar, yo creo mucho en esa palabra. Todos estamos debajo del escudo acá, todos entendemos eso y es lo bueno. No me sentí atacado por Lisandro, lo que si tenemos que tratar de acortar distancias con respecto a la comunicación en el club para derribar todo pensamiento negativo. No nací distraído en ningún tema, todo se puede hablar por los carriles normales”, declaró el Mago sobre el número 15 de la Academia.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
4 Comments
Inline Feedbacks
View all comments