El arquero comentó cuando su carrera estuvo a punto de cambiar de rumbo.

Los Romero son fanáticos de Racing. Chiquito tuvo la posibilidad de llegar al club a los 15 años, y ser parte de la pensión del club y de la primera camada que pisó Casa Tita. Pero no siempre estuvo allanado el camino para Sergio, que dejó de muy chico el sur del país para ubicarse en la ciudad de la furia, sin siquiera su familia. Y hasta pensó dedicarse a otra disciplina.

“Yo firmé con Racing en 2003, y en enero 2004, mientras  estaba haciendo la pretemporada, me llamó mi viejo y me comentó que los dirigentes de Gimnasia de Comodoro Rivadavia me querían fichar para jugar la Liga Profesional de Básquet”, le confesó el arquero del Manchester United a Racing Play.

Él mismo se consulta qué hubiese sido de su presente si elegía cambiar de rumbo su vida. Mira el presente junto a todo su camino recorrido y se sonríe: “Por suerte le hice caso a mi viejo y seguí jugando al fútbol, ja”, expresó entre carcajadas. Le queda sólo una cuestión pendiente: ser campeón con Racing. ¿Se le dará?

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments