Víctor Blanco y Rodrigo De Paul, una relación con muchísimo amor por Racing.

Rodri de Paul siempre tuvo como prioridad el bien de Racing. En lo económico y futbolístico, siempre priorizó a la institución para que no quede mal parada. “Hoy vos sabés que Racing te paga. Es un club europeo. Fue un cambio muy grande, pero que tomó tiempo hacerlo”, analizó al Club en diálogo con Racing Play. Pero, cuando le tocó hacer los primeros pasos en Racing, la cosa era muy distinta…

“Víctor Blanco me quiere mucho. En su momento, yo ganaba el mínimo de dinero, ya había jugado 20 o 30 partidos con Racing y usaba la 10. Yo había negociado un contrato nuevo con Cogorno. Después de todo el quilombo, agarra Víctor y yo supe que tenía que bajar mis pretensiones. Y así me fui a Valencia: cobrando el mínimo de plata”, agregó De Paul, en un gran acto para no comprometer a las arcas de la institución.

Su fanatismo por Racing, algo fundamental para las acciones que realizó: “Para mí no fue gran cosa ese cambio, porque yo jugando en Racing ya era feliz. Luego de eso, empezamos a ver una linda energía. Yo lo sigo a Racing, porque tengo muchos recuerdos del Club, amigos y conocidos”.

Con un sentido de pertenencia muy marcado, De Paul demuestra que es el mismo pibe que salió de Predio Tita Mattiussi, ahora acompañado por Lionel Messi en la Selección Argentina y con una base europea para aportarle a Racing muy importante. ¿Volverá a Racing? ¡Su deseo está muy claro!

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments