El ex jugador de Racing quedó en libertad, pero con una causa abierta. 

 
Tras pasar la noche en una comisaría vecinal por la denuncia de amenaza de muerte que radicó su ex pareja en su contra, Carlos Arano regresó a su casa. El técnico de la Quinta División de Racing regresó a su domicilio de Barracas en la mañana de este domingo por la mañana.

A Chiche se le abrió una causa por amenaza simple, delito que forma parte de la violencia de género. Desde el cuerpo de abogados que conforma el Departamento de Legales del Club, dicen que aún están analizando el caso. Más adelante, deberán resolver si se toma o no alguna medida con el entrenador que trabaja en las Inferiores.

Racing activó el protocolo de acción ante casos de violencia de género al que se suscribió por intermedio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a fines del año pasado. Mariano Cuneo Libarona, responsable del área legal de Racing, afirmó: “Vamos a aplicar el protocolo que existe en la institución a dicho fin desde hace un tiempo. Lamentamos profundamente lo sucedido. Veremos qué hace la Justicia. Vamos a apoyar a la víctima, a su familia y a la persona involucrada. Esperamos que esto se desarrolle para saber si configura una conducta delictiva o, por el contrario, se trató de una discusión acalorada”.

Arano visitó el sábado por la tarde a sus dos hijos en la casa de Fiorella, la madre de ellos, donde se produjo el episodio. “Se generó una discusión y el imputado amenazó de muerte a su ex pareja, que solicitó un móvil al lugar. A su arribo, se procedió a la detención del causante”, indicó la fuente policial del destacamento ubicado en Barracas, en la calle California 1.743. Ahora se espera que la causa avance, por lo que Arano seguramente será citado a prestar declaración indagatoria.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments