Adrián Tevere y Evelyn Saldaño regresaron el domingo pasado, 9 de mayo, a Argentina tras dos meses de estar varados en Venezuela.

Todo comenzó como un viaje de amor, aguante y pasión. Esas tres cuestiones que envuelven a estos dos fanáticos y sus sentimientos para con Racing. Los más de 9.700 kilómetros que hay de Buenos Aires a Mérida no fueron impedimento para que la pareja asistiera al debut de la Academia por Copa Libertadores, el último 3 de marzo.

Parecía que era un viaje exitoso por donde se lo mire. Trayecto de de ida concretado, partido ganado por el conjunto de Sebastián Beccacece, dándolo vuelta sobre el final y gran trato de la parcialidad local hacia la hinchada argentina. Pero en el momento que tenían embarcar nuevamente hacia Argentina -haciendo escala en Colombia-, las fronteras en el mundo se cerraron debido al avance inminente del COVID-19.

Luego de recibir esta noticia catastrófica, Adrián y Evelyn se comunicaron con Adrián Fernández y Bárbara Blanco, ambos pertenecientes a la CD, para intentar que le brinden cierta ayuda. Y como marca la tradición, no hay mejor para un hincha de Racing que otro hincha de Racing. Desde la institución se pusieron manos a la obra en un operativo que demandó dos meses de llamadas, mensajes y conversaciones con la embajada argentina en Caracas y con distintos funcionarios venezolanos.

Si bien no fue el final que esperaban tener cuando emprendieron el viaje los primeros días de marzo, la culminación de esta historia épica e inolvidable para ellos tuvo un desenlace y un final hollywoodiense, con un cierre feliz.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments