Una hermosa imagen de uno de los jugadores que la rompen en la Academia. 

 
Causar impresiones y distintas sensaciones, además de adentro, también afuera de la cancha, no es para muchos. Tampoco la humildad ni los gestos que se ponen de ejemplo para los más jóvenes, como él lo fue en algún momento. Las joyas se vuelven preciadas no sólo por la calidad futbolística y el desempeño deportivo: también por la humanidad que se percibe. Y en este caso, una de las grandes figuras de Racing decidió mostrar todo aquello.

Nicolás Muscio, volante surgido en la Academia que actualmente se desempeña en Temperley a préstamo, es tal vez el más grande amigo que Matías Zaracho pudo obtener en Racing. Compinches desde inferiores, forjaron una relación fuertísima que hasta hoy se mantiene. En las últimas horas, el joven ex jugador de Racing compartió un hermoso recuerdo junto a la figura del equipo de Beccacece.

En una historia de Instagram, el volante de Temperley publicó una imagen y publicó una imagen en la que se los puede observar a los dos jugadores muy pequeños, cuando ambos todavía se encontraban en las infantiles del club. De fondo, un Cilindro repleto, a la espera de algún compromiso que seguramente la Academia iría a disputar en breve.

“Mati Zaracho, éramos dos nenes”, escribió Musio. Realmente la imagen dejó con la boca abierta a todos sus seguidores y causó furor en el mundo Racing. Una postal que vale la pena recordar y que seguramente se llevará en su corazón la propia joya de la Academia cuando comience a dar sus primeros pasos en Europa.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments