El entrenamiento de Cvitanich desde su hogar.

Todos queremos que vuelva Racing, tenemos abstinencia y cada día que pasa, extrañamos más ir al Cilindro a quedarnos afónicos por alentar al equipo y gritar desaforadamente los goles académicos. Todos estamos igual de nostálgicos… Y los jugadores, respetando el aislamiento social, preventivo y obligatorio desde sus hogares, tratan de pasar mantenerse activos para que el tiempo pase lo más rápido posible…

Con su pareja Chechu Bonelli y las dos hijas, Darío Cvitanich se entrena todos los días, respeta y sigue rigurosamente la rutina que le envió el preparador físico Federico Trídico al plantel y también se hace un tiempito para… ¡jugarse un picado con sus hijas! Qué grande que sos, Darío…

En el patio inmenso de su casa, Cvitanich comparte unos minutos con sus dos hijitas, jugando un picadito para de a poco ir inculcándoles el fútbol desde la corta edad. Por qué no, en un futuro podemos verlas en el fútbol femenino de Racing, defendiendo los colores como lo hace su padre… ¡Mirá el vídeo!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Y hoy pinto fulbito con las pibas…. ?

Una publicación compartida por Dario Cvitanich (@daricvitaok) el

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments