Connect with us

Nery Domínguez: “Este plantel es de lo mejor que integré”

El defensor de la Academia pone bien alto al grupo humano con el que comparte hoy. 

 
Nery Domínguez aterrizó en el Racing renovado que iniciaron Diego Milito y Chacho Coudet a principios de 2018 bajo el ala protectora del entrenador, que lo había dirigido previamente en Rosario Central y confiaba plenamente en que podía ser el volante central del equipo. Con el correr de los partidos, se transformó en mucho más que eso y hoy es una pieza clave de la Academia.

El hoy reconvertido a marcador central fue uno de los héroes del último Clasico de Avellaneda, donde Racing logró imponerse con dos jugadores menos. Nery terminó el partido con el hombro fuera de lugar y un corte en la nuca. Hoy, desde la comodidad de su casa cumpliendo con el aislamiento social preventivo y obligatorio recuerda aquel partido: “La jugada en la que me lesioné se dio en el córner siguiente a la expulsión de Cecilio Domínguez. Recibí un golpe en la cabeza, de atrás, que provocó el corte y también la dislocación del hombro izquierdo, que se agravó en la caída. Me comentaron que parecía que yo estaba haciendo tiempo. Si hasta algunos ex compañeros de Independiente se acercaron para decirme que me apurara, pero enseguida se dieron cuenta de que estaba con un hombro salido de lugar y con sangre en la cabeza. No podía mover el brazo y tenía mucho dolor, pero jamás se me ocurrió salir, ni loco…”, le comenta a la web oficial del Club, a la que también le recuerda el destino de unas camisetas que cotizan como tesoro: “La primera camiseta, muy manchada, me la tuve que cambiar para volver a entrar. Me ayudaron con eso porque yo solo no podía. Esa se la di al osteópata (Héctor González) y la segunda, a la que le hicieron el agujero para que yo pudiera colgar el brazo izquierdo, fue para mi esposa (Yael), como recuerdo”.

Además, el jugador académico contó como está pasando la cuarentena: “Pasamos el tiempo con mi señora y nuestros hijos. Ellos se sorprenden de verme todo el tiempo casa. Pero tienen una edad que, sin olvidar que son chicos, les permite entender la situación. Tratamos de ayudarlos en las tareas del colegio y de que la obligación de estar en casa les resulte lo más llevadero posible. Mis padres y mi hermano están en Rosario. El contacto es permanente. Estoy muy pendiente del día a día de ellos, sobre todo de mi mamá, que trabaja en un sanatorio y, obviamente, tiene una exposición mayor en este contexto. Y también llamo a mis abuelos y tíos, que están en Cañada de Gómez, donde yo nací”.

Además, el marcador central de la Academia pone a este grupo de Racing entre los mejores que integró en su carrera: “Este plantel es de lo mejor que integré. Me tocó compartir muy buenos equipos, como Central, donde debuté en Primera y estuve mucho tiempo. Pero éste de Racing es excelente. Y lo humano es algo muy importante. El mejor ejemplo es cómo se integra cada jugador que llega: el conjunto lo hace sentir parte de inmediato y eso hace que la adaptación se dé muy fácil”.

Advertisement
Connect