Tras la caída de Atlético Tucumán, Racing terminará una semana más en la cima del campeonato.

El pasado sábado por la noche, las alarmas se encendieron por un momento: Atlético Tucumán arrancó ganando el clásico ante San Martín con un gol de penal de la Pulga Rodríguez y pasó parcialmente a Racing en la tabla de posiciones de la Superliga. Y encima, unos minutos más tarde Barbona amplió la ventaja. Es cierto que Racing aún no jugó su partido de la fecha 14 ante Talleres, pero el Decano metía presión durante esos minutos en los que se trepó a la cima del campeonato.

Pero en el segundo tiempo, San Martín de Tucumán, que poco había mostrado durante la primera mitad del juego, sorprendió a todos con tres goles de Pons, Acevedo y Costa y dio vuelta la historia. Los goles se gritaron en Avellaneda, porque la caída de Atlético lo volvió a ubicar en el segundo puesto de la tabla y Racing, aún sin jugar, ya sabe que va a cerrar la fecha 14 de la Superliga en lo más alto de la tabla, otra vez.

 

 

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments